¿Cómo quitar la silicona de nuestra cerradura?

¿Cómo quitar la silicona de nuestra cerradura?

¿Te pasa que, cuando introduces la llave dentro de la cerradura, esta se encuentra atiborrada de pegamento o silicona? Impregnar las cerraduras con silicona se ha vuelto un acto vandálico común además de molesto para muchos propietarios.

Lo complicado de retirar el pegamento de las cerraduras depende en gran medida de los sistemas de seguridad que hayas instalado en tu vivienda, y del tiempo transcurrido después que los vándalos hayan llenado de silicona la cerradura o bombín.

Hay que entender primero qué son las siliconas. Estas son adhesivos de tipo híbrido, fabricados con ingredientes orgánicos e inorgánicos. Se les conoce también como elastómeros, que se distinguen porque resisten las temperaturas altas y los esfuerzos por desgarre.

Son numerosos los propietarios que, antes de llamar un cerrajero, realizan por cuenta propia la labor de quitar la silicona. Esto se logra a través de la aplicación de calor o solventes orgánicos. Claro que, estas soluciones servirán en función del tipo de silicona que se haya aplicado.

Si tienes la suficiente paciencia, puedes utilizar una aguja o cualquier objeto puntiagudo que saque la mayor cantidad de silicón posible. Si la silicona se cuela de tal manera que penetra todos los mecanismos de la cerradura, la mejor solución será cambiarla.

Nadie se libra por completo de estos inconvenientes, y por este motivo se hace indispensable tomar las medidas que sean necesarias, utilizando sustancias para aplicar en la cerradura o instalando elementos de seguridad secundarios.

Ahora bien, para evitar problemas de este tipo, te explicamos por qué los malhechores utilizan la técnica de la silicona, los pegamentos a base de este material que se usan con frecuencia, y algunas recomendaciones para evitar actos vandálicos.

Razones para sellar con silicona las cerraduras

Para entender el motivo por el que los malhechores impregnan las cerraduras con silicona, debemos saber en primer lugar qué es el vandalismo. El vandalismo consiste en la destrucción consciente de la propiedad material de carácter público o privado, de manera completa o parcial.

Consta de actos que traen daños al patrimonio, de activismo y desafío al sistema que gobierna, operaciones en línea y modalidades de crítica social. Se sabe que muchos delincuentes se comportan como si no hubiese ley, pero los robos no son el único acto vandálico que existe.

En el caso de las protestas sucede que, algunos manifestantes aplican silicona en las bocallaves de cerraduras, con lo que demuestran su descontento más allá del motivo. Se han registrado casos en los que se bloquean entradas de escuelas, empresas, entidades administrativas, etc.

Por supuesto que, estas acciones pueden tener lugar en casas, lo que significa que debes tener algún enemigo que hayas ganado de gratis o con algo de esfuerzo. El punto es que las cerraduras bloqueadas con silicona son problemas que nadie debería padecer.

Quienes cometen actos de este tipo no tienen tantas razones para cometerlos, y si lo analizamos concienzudamente, con la instalación de dispositivos protectores de cerraduras, se pueden evitar los ataques a los bombines y cerraduras.

Tipos de silicona presentes en el mercado

Tipos de silicona presentes en el mercado

Cuando nos damos cuenta de estos inconvenientes, la medida que tomamos de forma inmediata es llamar a un profesional de la cerrajería, a fin de cambiar la cerradura con prontitud. Claro que, algunos dueños suelen ir por atajos antes de decidirse por esto.

Uno de los principales atajos tiene que ver con quitar toda la silicona posible de la cerradura. No obstante, para realizar este trabajo con eficacia, es importante que sepas los tipos de silicona que se comercializan en la actualidad.

Primeramente, tenemos la silicona termofusible, que se derrite con el calor. La puedes encontrar en forma de barras que se introducen en una pistola termofusible de silicona. Estas barras pueden encontrarse a precios asequibles, pero requieren de calor para derretirse.

A continuación, tenemos la silicona en emulsión, que se utiliza para conectar tuberías, grietas y otros usos industriales. Contiene un solvente que se evapora dejando exclusivamente la parte sólida, y tiene como propósito soldar los componentes despegados.

Quienes cometen actos de vandalismo usan especialmente la segunda alternativa. Esto es lógico ya que ningún malhechor utilizaría una pistola de silicona termofusible. De igual modo, ambos tipos de silicona se secan con rapidez.

Previniendo la presencia de silicona en las cerraduras

Una solución que puedes aplicar y que además es económica, es lubricar periódicamente tus cerraduras y bombines a través de aceites especiales, de modo que despegues la silicona con mayor facilidad.

Por supuesto que, si estos problemas siguen ocurriendo de forma repetida, una medida que puedes tomar es invertir en dispositivos que resguarden la parte frontal de tu cerradura, como es el caso de los escudos con llave magnética.

Estos escudos tienen numerosas ventajas y son muy útiles, pues mantienen sellada la entrada del bombín, independientemente de la cerradura. Son dispositivos que vienen con una llave que mueve el frontal del escudo, de modo que introduzcas la llave en el bombín.

Otra de las opciones que puedes considerar es la de las persianas automatizadas. Abren y cierran por medio de la activación de mandos a distancia, que se complementan con sensores de movimiento que mantienen al límite toda clase de vandalismos.

Importancia del mantenimiento de las cerraduras

Importancia del mantenimiento de las cerraduras

Garantizar el bienestar de tus cerraduras y puertas es posible, y se consigue tomando acciones que frenen el desgaste o funcionen para corregir daños mínimos que puedan convertirse en problemas mayores, como ocurre con la ruptura de las cerraduras.

Realizar el mantenimiento de las cerraduras está relacionado con la ejecución de revisiones periódicas, que hacen posible la extensión de la vida útil de estos mecanismos. Otro aspecto que debes conocer es la reparación inmediata de las cerraduras, apenas percibas daños en ellas.

Te recomendamos que actualices y asegures el buen estado de cada parte de tu cerradura, como bombines, bisagras pernos, etc. Con las revisiones, aseo y lubricación de tus dispositivos de seguridad consigues alargarles su durabilidad.

Muchas de estas labores no requieren que llames a un cerrajero, lo que quiere decir que puedes hacerlas por tu propia cuenta. Son reparaciones que no llevan tanto tiempo, y con ellas te ahorras dinero que puedes emplear para otras cosas.

No se precisa de herramientas especializadas para hacer este mantenimiento, ya que en buena parte del tiempo solo tienes que lubricar tus cerraduras. Por supuesto que, cuando necesites instalar ciertos dispositivos de seguridad, lo mejor será llamar a un especialista.

Más allá del riesgo que exista en la zona donde vives, el simple hecho de tener enemigos, entrar en un conflicto o realizar una injusticia, ya son razones que justifican los ataques de malhechores en tus cerraduras.

Por este motivo te aconsejamos que permanezcas atento, e inviertas en dispositivos que frenen los ataques vandálicos en tus cerraduras. Busca tu tranquilidad y la de los tuyos, incorporando mecanismos que eviten situaciones indeseadas.