¿Cuál es la puerta más segura del mercado?

¿Cuál es la puerta más segura del mercado?

¿Cuál es el nivel de seguridad de tu puerta principal? Es de suponer que, si instalaste un tipo de puerta de entrada en un comienzo, es porque obedece a ciertas necesidades de seguridad. Lo que sí es cierto es que las puertas son un elemento que garantiza la seguridad en casas y negocios.

No obstante, una puerta no se instala o cambia todos los días. De tener que hacer esta tarea obligatoriamente, hay que tener presente que en cerrajería existen numerosas posibilidades en materia de puertas, las cuales se clasifican en cuatro grupos fundamentales.

Por esta razón, en este artículo nos enfocaremos a explicarte cuál es la puerta más segura del mercado, si existe una puerta que sea 100% segura, además de los sistemas de seguridad que podemos instalarles ¿Deseas conocer un poco más? Sigue leyendo.

Tipos de puertas más conocidos

Puertas Huecas

En primer lugar, se tienen las puertas huecas, conocidas también como puertas tradicionales. Se suelen instalar en la mayoría de los domicilios, al punto que muchos propietarios las incluyen como puertas secundarias o de interiores. Indudablemente son las puertas menos seguras.

Puertas Blindadas

En el caso de las puertas blindadas, dan un paso más allá en materia de seguridad, ya que son considerablemente más seguras que las puertas convencionales, y por consiguiente más costosas. Tienen la ventaja de que se instalan con una o dos láminas de acero.

La desventaja más notable de estas puertas es que su marco de madera es débil, al punto que los ladrones pueden penetrarlo con el método de la palanca. Se puede incrementar el nivel de seguridad de estas puertas instalándoles escudos de cerraduras.

Se recomienda además instalar cerraduras adicionales, ya sean embutidas o cerrojos. Otra opción a tener en cuenta son las cerraduras electrónicas, sea que funcionen con mandos a distancia, con teclado o sistemas biométricos.

Puertas acorazadas

Las puertas de tipo acorazado, además de ser más seguras que las anteriores, son también más costosas, lo que se debe en gran manera a su diseño y a los materiales con los que se fabrican.

Estas puertas se distinguen porque se encuentran elaboradas en acero, lo que se extiende incluso al marco. Son puertas resistentes, lo que hace que los ladrones la tengan difícil al momento de vulnerarlas, especialmente si les instalas cerraduras más seguras.

Sin embargo, son puertas más densas, lo que las hace más pesadas, y por lo tanto se les deben incorporar bisagras que resistan su peso, pues de lo contrario los ladrones pueden hallar una debilidad en estos herrajes y realizar desde ese punto el desmontaje de la puerta.

Puertas de seguridad

Este tipo de puertas no debe ser confundido con las puertas blindadas ni acorazadas, ya que muchos cerrajeros de reputación dudosa llaman a estas puertas Puertas de seguridad”. Ahora bien, las puertas de seguridad son las más seguras que se pueden encontrar a día de hoy.

Son ciertamente las puertas más costosas de todo el compendio, y en caso de que decidas comprarlas, podrás disfrutar de todas sus ventajas. Uno de sus beneficios es que incluye sistemas de cierre que son difíciles de forzar.

Dispositivos adicionales para las puertas de entrada

Dispositivos adicionales para las puertas de entrada

Hasta no hace mucho, los propietarios solían instalar en sus puertas principales dos e incluso tres cerraduras adicionales, que se incluían con el objetivo de incrementar la seguridad, reduciendo de esta forma las posibilidades de robo.

No obstante, la cerrajería moderna hace gala de todos sus adelantos, gracias a la fusión de esta con las nuevas tecnologías a fin de resguardarnos mejor. Por eso muchos cerrajeros recomiendan cerraduras con tecnología RFID o las cerraduras de tipo invisible.

En el caso de las cerraduras invisibles, son bastante fáciles de instalar en cualquier tipo de puerta. La ventaja de estas cerraduras es que el malhechor no tiene la posibilidad de acceder a ellas, y la manipulación de estas no ocurra.

Y es que, en varias oportunidades los ladrones, aunque logren vulnerar las cerraduras, no pueden abrir la puerta principal, pues notan que esta tiene incluida una cerradura invisible. Al ladrón no le queda otra sino retirarse del lugar al no conseguir su objetivo.

Si estas cerraduras no te parecen lo suficientemente confiables, siempre puedes optar por cerrojos de seguridad con cadena o los de cilindro. Sea que elijas una u otra alternativa, el cerrojo debe bloquearse desde el interior del espacio, para evitar que sea forzada desde afuera.

Consejos para cuando instales una puerta principal

En el momento que instales una puerta exterior, debes procurar que tenga la mayor seguridad posible, al mismo tiempo que evalúes la cerradura principal que le vayas a incorporar. Una puerta de máxima seguridad no es compatible con cerraduras de seguridad básica.

Ahora bien, las puertas cuyo nivel de seguridad sea óptimo, sí que les quedan bien las cerraduras de seguridad. Se recomienda comprar cerraduras que tengan varios puntos de ajuste, con bombines potentes de llaves incopiables, y escudos que mantengan oculta la marca del bombín.

Todo esto se traduce en que debemos hacer una inversión mayor en dispositivos de seguridad, y que el resguardo de la vivienda no recaiga en forma exclusiva sobre la puerta.

¿Existe una puerta que sea 100% segura?

¿Existe una puerta que sea 100% segura?

Hasta ahora no se han creado dispositivos de seguridad que sean 100% seguros, e incluso se pone en duda que estos elementos puedan ser creados, en primer lugar, por motivos de practicidad para cuando ocurran episodios urgentes.

Esto quiere decir que los accidentes con las puertas son bastante factibles de ocurrir, como que la llave quede pegada en el interior de la vivienda o la cerradura sufra una avería. En algunos casos la puerta podrá abrirse fácilmente, mientras que en otros habrá que romper la puerta.

Incluso para muchos fabricantes no les resulta rentable elaborar puertas que sean muy resistentes, pues eso significa que sus inventarios quedarían rezagados a causa de que nadie compre más sus productos. En otras palabras, se les puede venir abajo el negocio a quienes fabriquen puertas.

Como propietarios, no debemos incurrir en negligencias al instalar puertas poco resistentes, pues los ladrones pueden aprovechar las debilidades de las mismas y usar cualquier instrumento para penetrar a través de ellas.

La buena noticia es que estos episodios son poco frecuentes, pero aun así muchos especialistas comentan que existen ladrones que aplican técnicas de robo, que son desconocidas tanto para el usuario promedio como para la policía.

Incertidumbres como esta se deben suprimir, especialmente si deseas estar más seguro en la comodidad de tu hogar. Esto se logra contratando sistemas de vigilancia que te ayudarán a mantener a raya a los malhechores.

¿Qué sucede si tengo instalada una puerta tradicional?

En la mayoría de casos, los ladrones hacen sondeos en viviendas para encontrar información relevante que les sirva para cometer sus fechorías. Ningún malhechor desea arriesgarse a forzar puertas si los bienes no son lo suficientemente jugosos como para sacarles provecho.

Antes de realizar los robos, los ladrones siguen la pista de todas las familias que ellos crean convenientes para vigilar, a fin de tener varias opciones bajo la manga.

Los más proclives a los robos son los que poseen medidas de seguridad más débiles, es decir, los que tengan instaladas puertas huecas.

Una puerta hueca o tradicional apenas pone resistencia a los robos. Bien pudieses cambiarla por puertas que sean macizas, pero de no tener el dinero, te recomendamos incluirles sistemas de cierre eficaces, lo que hará cierta diferencia y los ladrones se lo piensen mucho antes de robar.