¿Qué son las cerraduras de sobreponer?

¿Qué son las cerraduras de sobreponer?

¿Conoces bien la cerradura que tienes instalada en tu canal de acceso principal? Más allá del tipo, las cerraduras son elementos que se usan para disponer de una mayor seguridad, sobre todo en puertas que se abren fácilmente.

Claro que, no todas las cerraduras son exactamente iguales, pues cuentan con diferentes niveles de seguridad. Un dispositivo que vale la pena mencionar son las cerraduras de sobreponer, las cuales han cambiado en virtud del incremento de las técnicas de robo que han surgido recientemente.

Destacan porque se instalan sobre la puerta, y para su sujeción no se requiere hacer un cajeado o vaciado de la puerta para luego insertar la cerradura, como sucede con las cerraduras empotradas.

Debes tener presente que la correcta instalación de estas cerraduras involucra que se deben colocar en el interior de la puerta, empleándose como cerraduras principales o secundarias de acuerdo a las necesidades de protección que tengas como propietario.

Es por esta razón que te mostraremos los aspectos fundamentales de las cerraduras de sobreponer, relacionados con los tipos, costes e instalación. ¿Dispuesto a conocer un poco mejor estos dispositivos?

Tipos de cerraduras de sobreponer

Numerosos fabricantes han perfeccionado diferentes tipos de cerraduras de sobreponer. Sin embargo, estos mecanismos se dividen en dos modalidades tradicionales, según el número de puntos de anclaje, y que te presentaremos en breve.

Cerradura de sobreponer monopunto

Las cerraduras monopunto de sobreponer son las que se incorporan directamente en la parte interior de la puerta, incluyendo tan solo un punto de anclaje en el cerradero lateral. En esta categoría se tienen ejemplares diversos, donde no podíamos dejar de lado el cerrojo convencional.

Cerradura de sobreponer multipunto

Son cerraduras que se distinguen por tener al menos tres puntos de anclaje, que se cierran al mismo tiempo en relación al giro de la llave. Adicionalmente a los puntos de anclaje, estos mecanismos poseen palancas eficaces que evitan que se pueda forzar la cerradura.

En sentido global, estas cerraduras vienen con bombines de seguridad, que las convierten en dispositivos resistentes al bumping y demás técnicas de robo.

¿Son seguras las cerraduras de sobreponer?

¿Son seguras las cerraduras de sobreponer?

Es una pregunta que se hacen muchos dueños de viviendas. Normalmente, mientras mayor cantidad de cerrojos tenga una cerradura, significa que esta será más segura, por lo que a los ladrones se les hará más difícil forzarlas.

A pesar de todo, las cerraduras multipunto son una buena opción en materia de seguridad respecto a otros modelos de cerraduras de sobreponer. Te recomendamos que consultes con un cerrajero sobre los modelos más recientes y eficaces, para que instales cualquiera de ellos.

Coste de las cerraduras de sobreponer

En relación con el coste de las cerraduras de sobreponer, este suele ser bastante amplio. Cualquier tienda en línea o física de cerraduras puede comercializar dispositivos asequibles, disponibles en el rango de los 30 euros, tal y como ocurre con las cerraduras monopunto.

No obstante, las cerraduras multipunto son ciertamente más caras, pues incluyen sistemas de seguridad más complejos. En las tiendas donde venden cerraduras vas a encontrar ejemplares de sobreponer con precios cercanos y mayores a los 100 euros.

Te sugerimos que inviertas una buena parte de tus ahorros y ganancias en cerraduras de sobreponer de calidad, especialmente si deseas disfrutar de toda la protección que necesitas. Considera que se trata de una inversión que te bridará mayor seguridad a ti y a tus familiares.

Antes de instalar estas cerraduras

Antes de instalar estas cerraduras

Instalar cerraduras de sobreponer es mucho más fácil de hacerlo que en cerraduras empotradas, pues no es necesario realizar ningún acondicionamiento especial en tu puerta principal.

Otro aspecto a considerar, es que no prescindas de tu caja de herramientas, y que esta tenga la mayor cantidad de instrumentos. La paciencia y un poco de habilidades de bricolaje también son indispensables al momento de incluir cualquiera de estas cerraduras.

Si no dispones de ellas, trata de invertir en uno o más elementos de la lista, como es el caso de destornilladores, brocas, metro, martillo, taladro, formón para puertas de madera, punzón, escuadra y una lima que sirva tanto para madera como para metal.

Pasos para instalar una cerradura de sobreponer

En el momento que hayas logrado recopilar todas las herramientas, elige la cerradura correcta teniendo presente el sentido de apertura de la puerta. Para ello debes colocarte en el interior y verificar si la cerradura abre hacia la derecha o izquierda.

Como paso siguiente utiliza la plantilla de instalación que viene con la cerradura nueva, marcando el punto de la puerta donde se colocará el dispositivo. Verifica que la manilla se posicione a una distancia cercana a los 105 centímetros, respecto al suelo.

Mide estos 105 centímetros con el metro, ubicando la plantilla de la cerradura después de trazar el punto. Coloca la cerradura sobre la puerta de forma superficial con un trozo de cinta adhesiva, todo para que no se mueva y puedas imprimir los puntos con el punzón.

Luego señala los soportes que retendrán el armazón de tu cerradura, adicionalmente al espacio que atravesará la llave y el bombín, todo en función del modelo de cerradura que hayas escogido.

Pon una broca para madera dentro del taladro, y efectúa un orificio en la puerta que tenga las mismas dimensiones que el diámetro de la parte superior del bombín. Luego realiza otro orificio que sea más grande que el diámetro de la parte baja del bombín.

De esta manera crearás el orificio que atravesará el bombín de la cerradura. Por medio del formón, hazle forma al hueco del bombín, cuidando que no dañes la madera de la puerta. El formón también se emplea para limar la parte lateral de la puerta y se inserte correctamente la cerradura.

A continuación, ubica el cuerpo de la cerradura en la puerta, fijando los tornillos que vienen con el dispositivo. Luego instala la manilla en la cerradura, verificando a qué altura del marco debe quedar el resbalón.

Marca la señal con el punzón en el marco, específicamente en el lugar que va instalado el cerradero. Fija el cerradero en el marco, para luego chequear que el cerrojo abre y cierre de la forma indicada.

Si el resultado es óptimo, estás en la posibilidad de instalar nuevas cerraduras de sobreponer. Incluye el embellecedor y todos los demás componentes que faltan para conseguir el acabado que esperas.

Por supuesto que, si deseas lograr mayor seguridad en tu casa o negocio, las cerraduras de sobreponer son idóneas para reforzar accesos. Son una solución fácil de implementar en puertas metálicas o de madera, disponibles en varios precios, modelos y marcas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)