Tipos de cajas fuertes

Tipos de cajas fuertes

¿Sientes que tus bienes personales no están correctamente resguardados? Muchas personas piensan que la seguridad se mide en términos de instalar la mejor cerradura, pero descuidan el bienestar de sus posesiones más valiosas, y que se puedan guardar en algún lugar seguro.

Mientras exista mayor riesgo de robo, se amplían las posibilidades de que tengas que instalar una caja fuerte. Estos dispositivos funcionan para resguardar reliquias de alto valor, dinero en metálico o documentos irreemplazables.

Pero más allá de que necesites una caja fuerte para tu negocio, casa u oficina, es importante que conozcas sobre los ejemplares que se encuentren disponibles en el mercado, de modo que sepas elegir cuál es la caja de seguridad idónea para tu entorno.

Caja fuerte de sobremesa

Caja fuerte de sobremesa

También se les conoce como cajas fuertes de sobreponer. Estos elementos se distinguen por ser bastante simples, y ubicarse en sitios como mobiliarios, mesas y armarios. No están concebidas para empotrarse y vienen en modelos más elegantes que los de las cajas antes mencionadas.

Ciertos modelos de cajas fuertes son ideales para colocar en el suelo por efecto de sus dimensiones grandes. En el mercado puedes encontrar numerosos diseños entre los cuales puedes elegir la mejor opción para ti.

Son cajas que son más pesadas que los modelos para empotrar, todo con la finalidad de que los ladrones no puedan cargar con ellas fácilmente durante el robo.

Cajas fuertes para empotrar

Se trata de una alternativa elegida por muchos usuarios, ya que es más complicada de robar, considerando que el malhechor debe realizar una abertura grande para poder extraerla. Son cajas que, si bien no son iguales a las cajas de sobremesa, son pesadas de llevar por parte de los ladrones.

Y es que como podrás comprobar, las cajas fuertes son muy pesadas lo que hace que aumente su resistencia, con lo que se evita que los ladrones se puedan hacer con el botín fácilmente. Tampoco son fáciles de abrir si no se conoce la clave de apertura.

Cajas fuertes de pared

Son un tipo especial de cajas empotradas, salvo que no se perciben a simple vista. Suelen usarse para guardar documentos valiosos, dinero en efectivo o joyas. Se instalan a una profundidad considerable dentro de la pared a fin de optimizar el espacio disponible.

Una buena cantidad de ejemplares vienen con una puerta que, además de empotrada, es resistente a los ataques con palanca por efecto de sus bisagras ocultas antirrobo. Estas cajas fuertes se cubren fácilmente con muebles o cuadros, de modo que queden invisibles.

Cajas fuertes de suelo

Cajas fuertes de suelo

Cuentan con un diseño distinto, por lo que para muchas personas pueden parecer dispositivos poco atractivos. Consiste en una variedad de cajas fuertes diseñada para empotrarse en el suelo.

Existen modelos que vienen con tapa que hace posible su camuflaje en el suelo. De esta manera si entra un ladrón, éste no podrá notar que hay una caja fuerte instalada bajo sus pies, evitando que pueda robarte las cosas que guarda dentro de ella.

Estos tipos de cajas fuertes son muy eficaces, pero procura que ninguna persona se dé cuenta que las tienes instaladas en tu vivienda.

Cajas fuertes de alta seguridad

En caso de que debas guardar cosas de cierto valor, puede resultar beneficioso adquirir este tipo de caja fuerte. Muchos de sus modelos son más seguros que los de otros tipos, y son difíciles de abrir al no tener los códigos que permiten su apertura.

Son frecuentes de ver en establecimientos comerciales y entidades bancarias, variando igualmente en dimensiones, a fin de mantener a salvo los bienes de todas las amenazas posibles.

Cajas fuertes de desviación

Son posiblemente la versión más simple de los tipos de cajas fuertes. Normalmente se les conoce como cajas fuertes ocultas, hechas de objetos tradicionales y que resultan en cosas como cajas fuertes con forma de libros, velas, latas e incluso enchufes de pared.

Esto significa que el objeto de valor no tiene mayores dimensiones, y se pueden guardar en estos depósitos, tal y como sucede con los libros que se colocan en las estanterías para que se mezclen con otros libros.

Cajas fuertes ignífugas

Este tipo de cajas son resistentes al fuego, y resguardan su contenido de las temperaturas altas. Se distinguen por el tiempo que pueden soportar las temperaturas extremas durante incendios, sin llegar a exceder una temperatura interior establecida, que es por lo general 350 grados centígrados.

Muchos de los modelos disponibles ofrecen entre media hora y 4 horas de resguardo. Las cajas fuertes que se instalan en pisos de concreto son posiblemente las más resistentes. Vienen en diferentes dimensiones, adaptadas a las necesidades de los usuarios.

Claro que, no todas las cajas fuertes que se instalan en el suelo son impermeables y se llenan del agua con la que se apagan los incendios. Así que, lo que guardes en tus cajas fuertes ignífugas debes colocarlo dentro de bolsas con doble cierre, secas, o bien, recipientes de plástico sellados.

Cajas fuertes para hoteles

Son cajas fuertes que tienen un diseño mucho más simple, y se encuentran ideadas para que la clave de la caja fuerte sea cambiada fácilmente. Estas cajas hacen posible que los hoteles ofrezcan a sus huéspedes el sosiego de que sus artículos más valiosos no serán robados.

Pero, ¿por qué decimos esto? Los huéspedes hacen uso de este servicio para contar con certeza de que las mujeres de limpieza u otros extraños no accedan a la habitación, y roben las posesiones que guarden en el equipaje u otro lugar.

Cajas fuertes resistentes a agentes ambientales

Cajas fuertes resistentes a agentes ambientales

En el mercado de cajas fuertes puedes encontrar modelos que son resistentes a agentes específicos. Esto significa que las cajas ignifugas no necesariamente están exentas de daños producidos por elementos como el polvo o el agua.

Las cajas resistentes al medio ambiente se encuentran diseñadas para soportar la inmersión bajo el agua, con componentes impermeables que mantengan a salvo el contenido de dichas cajas fuertes.

Cajas fuertes inteligentes

Ciertos modelos de cajas fuertes están concebidos para dispensar dinero en efectivo o validar recibos en forma automática, perteneciendo a sistemas automatizados como es el caso de los cajeros automáticos o los dispensadores de monedas.

Cada usuario puede manejar estos depósitos a su conveniencia, eliminando de esta forma la necesidad de interactuar con personas, y generando un entorno seguro para las transacciones

¿Qué caja fuerte comprar?

¿Qué caja fuerte comprar?

El universo de las cajas fuertes es bastante extenso, y dependiendo del propósito de estos elementos, debes esforzarte por encontrar un modelo adaptado a tus exigencias.

Si eres de las personas que necesita instalar una caja fuerte en su casa, entonces los modelos empotrados son para ti. Son ejemplares fáciles de instalar, sumado a que cuentan con un elevado nivel de seguridad.

Claro que, estas variedades de cajas no son seguras como las que se destinan a las compañías, pues los robos en estos sitios se producen en menor grado. Si deseas incluir una caja fuerte para una empresa o negocio, entonces adquiere modelos que vengan con seguridad reforzada.

Esto se hace indispensable porque las empresas guardan en el interior de estas cajas dinero, joyas o documentos de suma importancia. Es un requisito fundamental que sean resistentes al fuego y que se adapten a la empresa en todo lo que sea posible.

Ahora bien, si tienes como política guardar tus bienes cuidadosamente, podría resultar interesante comprar una caja camuflada, a fin de que nadie tenga consciencia de que en la oficina existe una caja fuerte y se sienta tentado a sustraer su contenido.

¿Son seguras las cajas fuertes?

Las cajas fuertes son seguras; pero si hay algo que debemos tener en cuenta es que todos los modelos no son iguales. Al momento de comprar uno de estos dispositivos, es necesario mirar el grado de seguridad, ya que los modelos económicos son poco eficaces.

Es importante saber que, si buscas la mejor seguridad debes realizar una inversión, ya que posiblemente desees que tu caja fuerte dure por mucho tiempo. Asegúrate que antes de realizar la compra, te tomes todo el tiempo que sea necesario para mirar y comparar precios.

Puedes comprar tu caja fuerte en establecimientos físicos o en línea, pero igualmente ten cuidado de documentarte bien ya sea por medio de tutoriales por Internet o con la asesoría de cerrajeros expertos, quienes posiblemente te ayudarán a instalarla en tus espacios.