Todo sobre las cerraduras de sobreponer

Todo sobre las cerraduras de sobreponer

¿Sabes qué tipo de cerradura tienes instalado en tu puerta principal? Independientemente del tipo, una cerradura es un dispositivo que se utiliza para tener una mayor seguridad, especialmente en puertas para evitar que éstas puedan ser abiertas fácilmente.

Ahora bien, no todas las cerraduras son iguales ya que proporcionan distintos niveles de seguridad. Un elemento que podemos mencionar son las cerraduras de sobreponer, las cuales han evolucionado en función del incremento de los métodos de robo que aplican los ladrones.

Se distinguen por el hecho de que se instalan directamente sobre la puerta, y para incorporarse no es necesario hacer un cajeado o posterior vaciado de dicha puerta e insertar la cerradura como en el caso de las cerraduras embutidas.

Debes saber que una correcta instalación de estas cerraduras implica que éstas deben colocarse en el interior de la puerta, y pueden emplearse como una cerradura principal o complementaria según las necesidades de seguridad del propietario.

Por ello te mostramos los aspectos principales de las cerraduras de sobreponer, que tienen que ver con los tipos, precios e instalación. ¿te animas a conocer más sobre estas cerraduras?

Tipos de cerraduras de sobreponer

Claro que muchos fabricantes han desarrollado diversos tipos de cerraduras de sobreponer, pero estos dispositivos suelen dividirse en dos modalidades comunes de acuerdo al número de puntos de ajuste, las cuales te presentamos a continuación.

Cerradura de sobreponer monopunto

Las cerraduras de sobreponer monopunto son las que se instalan de forma directa en el interior de la puerta, e incluyen solamente un punto de ajuste en el cerrajero lateral. Dentro de esta categoría encontramos ejemplares variados, siendo un ejemplo para mencionar, el cerrojo clásico.

Cerradura de sobreponer multipunto

Estas cerraduras destacan por tener un mínimo de tres puntos de ajuste, que se bloquean en forma simultanea respecto al giro de la llave. Además de los puntos de anclaje, estos dispositivos vienen con palancas robustas que evitan que la cerradura pueda ser forzada.

En general estas cerraduras tienen incorporados bombines de seguridad, que las vuelven elementos considerablemente resistentes al método bumping.

¿Son seguras las cerraduras de sobreponer?

Esta es una de las preguntas más frecuentes que se hacen los dueños de inmuebles. Por norma habitual, mientras mayor cantidad de puntos de ajuste tenga una cerradura, más difícil es para los ladrones tener que forzarla.

Pese a ello, las cerraduras multipunto son la alternativa de seguridad ideal en relación a otros ejemplares de cerraduras superpuestas. Consulta con un especialista sobre los modelos más nuevos de cerraduras de sobreponer para que las instales en tu puerta principal lo antes posible.

Precio de las cerraduras de sobreponer

Precio de las cerraduras de sobreponer

En cuanto al rango de las cerraduras de sobreponer, es bastante amplio. En cualquier tienda física o en línea puedes encontrar dispositivos económicos que se encuentran en el margen de los 30 euros, como es el caso de las cerraduras monopunto.

Por supuesto, las cerraduras multipunto son considerablemente más costosas, ya que vienen con un sistema de seguridad más complejo. Por ejemplo, en las tiendas de cerrajería tradicionales puedes encontrar cerraduras de sobreponer multipunto con precios cercanos a los 100 euros.

Te recomendamos que inviertas una buena cantidad de tus ahorros e ingresos en buenas cerraduras de sobreponer, sobre todo si deseas disfrutar de la mejor seguridad posible. Ten presente que se trata de un gasto que garantizará tu protección y la de tus seres queridos por mucho tiempo.

Antes de instalar estas cerraduras

Como bien dijimos al comienzo, la instalación de las cerraduras de sobreponer es mucho más sencilla de realizar que la de cualquier cerradura embutida, ya que no tienes que hacer el acondicionamiento respectivo en la puerta.

Otro de los aspectos a considerar es que debes tener en tu kit de herramientas todos los elementos necesarios, además de paciencia y destreza con las actividades de bricolaje.

Ten a la mano herramientas tales como metro, destornillador, taladro, martillo, formón en caso de que de la puerta sea de madera, escuadra, punzón y una lima que sirva para madera o metal.

Pasos para instalar una cerradura de sobreponer

Una vez logres reunir todas las herramientas necesarias, selecciona la cerradura correcta teniendo en consideración el sentido de cómo abra la puerta. Esto se hace colocándote en el interior, verificando el sentido de la apertura de la puerta, si es hacia la derecha o hacia la izquierda.

Luego usa la plantilla de instalación que incluye la cerradura que compraste, a fin de marcar el punto de la puerta en el que se ubicará la manilla de la cerradura. Ten presente que manilla debe posicionarse a una distancia mínima de 105 centímetros respecto al suelo.

Mide la distancia anterior con el metro, y ubica la plantilla de la cerradura después de marcar el punto. Fija la cerradura a la puerta con un trozo de cinta adhesiva para que no se mueva, mientras imprimes los puntos con el punzón.

A continuación, señala los soportes que sujetarán el armazón de tu cerradura, además del espacio en el que pasará la llave o el bombín, de acuerdo al modelo de cerradura que hayas elegido.

Coloca una broca para madera en el taladro y realiza un orificio en la puerta, que tenga el mismo tamaño del diámetro de la parte superior del bombín, y luego otro agujero abajo que sea más grande que el diámetro de la parte inferior de dicho bombín.

De esta forma creas el agujero por el que pasa el bombín de la cerradura. Con el formón, termina de dar forma al hueco del bombín, teniendo cuidado de no dañar la madera. El formón también sirve para rebajar el lateral de la puerta, para que encaje bien la cerradura de sobreponer.

Ahora fija el cuerpo de la cerradura a la puerta, colocando toda la tornillería que incluye. Como paso siguiente viene la instalación de la manilla de la cerradura. Cierra la puerta fijándote a qué altura del marco de la puerta termina quedando el resbalón.

Traza la señal con el punzón, en el marco donde se debe colocar el cerradero. Luego fija el cerradero en el marco. Verifica que el cerrojo abra y cierre de la manera correcta.

De ser satisfactorio el resultado, te encuentras ahora en la posibilidad de instalar tu cerradura de sobreponer incorporando embellecedores, y añadiendo todas las piezas restantes para lograr un acabado de primera.

Si deseas incluir seguridad adicional en tu vivienda o negocio, las cerraduras de sobreponer son una buena alternativa con la que se refuerzan los accesos. Son una solución fácil de aplicar en puertas de madera y metal, existiendo en el mercado de la cerrajería numerosas soluciones.