Todo sobre las puertas cortafuegos

Todo sobre las puertas cortafuegos

En la construcción de edificaciones, sean estas de índole comercial o urbana, es necesario protegerse de posibles accidentes como incendios, inundaciones o terremotos.

A esto se añade que el resguardo de inmuebles juega un papel muy importante, tanto para los usuarios, como para la misma estructura.

Las puertas cortafuegos son diseñadas con materiales como metal, madera y vidrio, los cuales son utilizados por la gran hermeticidad que estos brindan, contribuyendo para evitar la propagación de un incendio.

El uso de puertas corta-incendios, se ha comercializado por las ventajas que esta ofrece a los usuarios, tales como el rápido desalojo que las puertas cortafuegos permiten durante una situación de alarma.

¿Qué son las puertas cortafuegos?

Las puertas cortafuegos tienen como objetivo principal minimizar la propagación de un incendio, de modo que su estructura evita el avance de las llamas. Esto hace que la presencia de una puerta cortafuegos sea de vital importancia en ciertas edificaciones.

Estas puertas son consideradas en la actualidad una pieza fundamental, por la función que las mismas ofrecen en el momento de aislar incendios, además del rápido desalojo que proporcionan en el momento de producirse una emergencia.

Las puertas cortafuegos están clasificadas de acuerdo a su soporte contra los incendios y estas ofrecen, según ensayos realizados previamente bajo normas internacionales, de 1 a 3 horas de resistencia frente al fuego.

Los modelos más comunes de estas puertas son los que poseen bisagras pivotantes metálicas, los cuales son oportunos para resistir temperaturas por debajo de los 140 grados centígrados.

Como dato adicional las puertas cortafuegos cuentan con un diseño que evita la propagación de gases inflamables derivados del fuego.

Se encuentran elaboradas para brindar una excelente hermeticidad, evitando el riesgo de que los usuarios padezcan ahogamiento o asfixia producto de dichos gases.

¿Cómo funcionan las puertas cortafuegos?

La función principal de una puerta cortafuego es evitar que el fuego avance sin impedimentos. Estas son instaladas principalmente en grandes almacenes o edificaciones altas, dividiendo las zonas en compartimientos.

Esta división se hace con la finalidad de que, durante un incendio, se puedan aislar las zonas donde estén ubicadas las llamas, y así poder evacuar rápidamente el lugar.

Estas puertas están provistas de un sistema de auto cierre, para que los usuarios se ahorren la tarea de cerrar la puerta en cada momento. Las bisagras están diseñadas para abrirse con un mínimo de esfuerzo al empujar.

Es indispensable que los componentes de puertas cortafuegos sean resistentes al fuego, tornillos, bisagras, marcos entre otros. Por otro lado, se recomienda no tener esta puerta cerrada con llave para evitar inconvenientes durante estas catástrofes.

Características de las puertas cortafuegos

Características de las puertas cortafuegos

Entre las características principales de las puertas cortafuegos, se puede destacar el diseño y la protección que éstas ofrecen, tanto al establecimiento como a los usuarios.

Estas puertas cuentan con una resistencia mínima de 3 horas al fuego, manteniendo la estructura estable durante el incendio, sin que sus componentes tales como bisagras y marcos, sufran daño.

Las puertas cortafuegos son estables, ya que mantienen íntegra su hermeticidad, evitando el paso de las llamas y gases que podrían causar asfixia, además de la propagación del incendio hacia otros lugares.

Son puertas que impiden el paso de fuegos y gases a través de ellas, lo que a su vez permite evitar la inflamación de los materiales que estén depositados en la parte posterior de la puerta.

Los materiales de fabricación de las puertas cortafuegos son de materiales no inflamables, es decir, materiales que no contribuyen al incendio.

Una de las principales características que posee una puerta cortafuegos es que impide la conducción de calor a través de ella, garantizando que la parte posterior de la puerta no entre en contacto con el fuego.

Estas puertas cuentan con cerraduras anti-pánico, y tienen como objetivo facilitar la apertura de la puerta durante cualquier inconveniente. Pueden ser accionadas desde larga distancia, además de que son altamente resistentes al fuego.

¿Qué función tiene una puerta cortafuego?

La principal función de las puertas cortafuegos, es generar protección pasiva contra incendios. Se instalan en cualquier inmueble con el fin de evitar la propagación de las llamas, facilitando de una forma segura una efectiva evacuación.

Estas puertas se pueden definir como un sistema que contribuye a la compartimentación de los inmuebles, ya que logra rezagar y en muchos casos frenar el aumento de incendios de cualquier naturaleza.

Tipos de puertas cortafuegos

En el mercado existen varios tipos de puertas cortafuegos, por lo que resulta de vital importancia seleccionar una que cumpla con los requerimientos mínimos de diseño y capacidad, a nivel de aislamiento térmico y evitación del fuego. 

Puertas cortafuego batientes

Se instalan en viviendas y grandes almacenes. Están diseñadas con materiales de alta calidad, y provistas de un marco de acero galvanizado. Constan de dos bandejas de chapa y un panel rígido de lana en su interior. Las bisagras son de acero de alta resistencia.

Puertas cortafuego de registro

Se recomiendan al momento que se tenga previsto instalar cuadros de máquinas, cortadores, o sistemas de comunicación. Su diseño consta de dos bandejas de acero galvanizado con una lana de rosca en su interior. Posee una cerradura de resbalón.  

Puerta cortafuego de corredera

Se instalan en lugares donde exista riesgo de incendio. Están conformadas por dos placas de acero galvanizado y rellenas de materiales aislante; dispone también de un carril guía y dos carros para poder deslizar un electroimán.

Puerta cortafuego Guillotina

Este tipo de puerta evita el desplazamiento del fuego hacia otros lugares. Dispone de dos placas de acero galvanizado, rellenas de aislante en su parte interior. Las dos hojas están colgadas entre dos carriles en forma de “U” de material de chapa de acero.   

Mantenimiento de puertas cortafuegos

Mantenimiento de puertas cortafuegos

Es de suma importancia que los propietarios de edificios realicen mantenimiento regular a las puertas cortafuegos, tal y como se requiere en cualquier tipo de instalación, considerando que es una responsabilidad del titular del inmueble.

Con un servicio esporádico de mantenimiento, se garantiza que la estructura de estas puertas permanezca intacta, de forma tal que, ante la aparición de incendios, la puerta siga cumpliendo su labor de forma efectiva.

Al momento de evaluar el estado de una puerta cortafuegos, es necesario visualizar si esta no posee golpes, fracturas e imperfecciones en sus diferentes partes, como en la cerradura, manilla, bisagras, etc.

Por otra parte, es de vital importancia examinar que el cierre automático de la puerta funcione a la perfección. Para revisar esto, es recomendable que un cerrajero realice el trabajo, ya que cuenta con los conocimientos necesarios para llevar a cabo esta labor.

Todas estas inspecciones y arreglos se hacen con el objetivo de garantizar el buen funcionamiento de las puertas cortafuegos, para que durante cualquier incendio el aislamiento sea efectivo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)